Depreciaciones para contribuyente en Régimen Sobre Ingresos

Estimados colegas,

Tengo una inquietud y quisiera saber sus comentarios y experiencias sobre la siguiente situación:

Una Sociedad Anónima, inscrita en el régimen sobre ingresos, quiere vender su vehículo a un particular. Debido a que la S.A. se dedica a la prestación de servicios, la venta del vehículo tendría que pagar el 10% de rentas de capital.

Ahora bien, el 10% se paga sobre la ganancia que se tenga sobre el activo. Es decir, que si la empresa vende el vehículo a un precio mayor al que indica el saldo en la contabilidad, deberá pagar el impuesto sobre el excedente del valor en libros.

El decreto 10-2012 indica que para aceptar la deducción de depreciaciones, se deben depreciar los vehículos en 5 años, sin embargo, para el régimen sobre ingresos no aplican las deducciones. La pregunta es: ¿Puedo depreciar el vehículo en 10 años para el régimen sobre ingresos y hacer el cálculo de ISR capital sobre el valor en libros? o existe alguna limitante para esto.

Muchas gracias.

Buen día

Respecto a los porcentajes sobre los cuales se calcula la vida útil de los activos depreciables que señala la Ley para su deducción en el ISR, son porcentajes máximos para deducción, financieramente los contribuyentes pueden aplicar distintos porcentajes independientemente si les sea o no aplicables las deducciones, tomando en cuenta el marco conceptual para la preparación y presentación de Estados Financieros: PCGA o NIIF - Pymes

Los Principios de Contabilidad Generalmente Aceptados - PGCA -, establecen reglas sobre el tratamiento de los Activos depreciables.

Depreciación

La depreciación tiene como objetivo distribuir de una manera sistemática y razonable el costo de los activos fijos tangibles, menos su valor de desecho (si lo hay) entre la vida útil estimada de la unidad. Por lo tanto, la depreciación contable es un proceso de distribución y no de valuación.

Esta distribución puede hacerse conforme a dos criterios generales; uno basado en tiempo y otro en unidades producidas. Dentro de cada uno de los criterios generales, existen varios métodos alternativos y debe adoptarse el que se considere más adecuado, según las políticas de la empresa y características del bien.

La vida útil de un activo depreciable debe estimarse después de considerar los siguientes factores:

Uso y desgaste físico esperado;

Obsolescencia;

Límites contractuales o de otro tipo para el uso de activo.

La depreciación debe calcularse sobre bases y métodos consistentes a partir de la fecha en que empiecen a utilizarse los activos fijos a menos que las circunstancias específicas de un bien justifiquen un cambio.

Los métodos de depreciación aceptables son:

Línea recta;

Números dígitos o depreciación acelerada;

Unidad de Producción;

Porcentaje fijo sobre saldos decrecientes;

Fondo de amortización;

Otros métodos aceptados en las industrias especializadas;

Las mejoras en propiedades arrendadas deben depreciarse durante el período de arrendamiento y no durante el período de la vida útil del bien.

La depreciación calculada en cada período debe cargarse a los resultados del período.

La vida útil de estos activos debe revisarse periódicamente y las tasas de depreciación aplicables deben ajustarse para el período en curso y los períodos futuros si las expectativas son significativamente diferentes de las estimaciones anteriores.

Respecto a las Normas Internacionales, recomiendo la lectura del Sección 17 de la NIIF para Pymes (Propiedades, Planta y Equipo) y NIC 16 (Inmovilizado material)

1 me gusta

Muchas gracias por la valiosa información Lic. @Blagmiro_Contreras, en este caso estoy aplicando los PCGA.

Saludos cordiales.